Saltar al contenido
Airsoft News

M733 Commando de Tokyo Marui

26/01/2006

En tiempos predominados por las réplicas “full metal” y por consiguiente, un rechazo exagerado al plástico, he decidido crear esta review, que si bien, está limitada en conocimientos técnicos debido a la ignorancia del autor en estos temas, se ha tratado de ser lo más explícito posible sobre el funcionamiento y el comportamiento de esta genial réplica de Tokio Marui.

Adquirí mi M733 a principios del año 2006. Lo primero que debo subrayar es el precio y la tienda: 260 euros por una AEG, 2 baterías de 8.4v a 1.100mAh y gastos de envío, todo ello en www.gunsnguys.com . El paquete fue enviado por EMS y me llegó a casa sin problemas después de 5 días.

Es de agradecer sabiendo que la réplica con una limitadísima batería de 600mAh, en España ya pasa de 300 euros. Punto negativo a esto? mientras en España se te ofrece garantía de un año, la garantía de una de estas tiendas de Honk Kong dura 24 horas. De tí depende si quieres arriesgarte y confiar en la tienda, fabricante y envío o gastar muchísimo más dinero pero ir a lo seguro.

Lo primero que uno se encuentra cuando recibe la réplica es que, acostumbrado a las cajas enormes, la caja de muy reducidas dimensiones (poco más larga que la réplica) presenta un cartón verde oliva bastante duro y con muchísimas marcas por todos los lados, haciendo referencia todas ellas al calibre real del arma, tipo de proyectil, proyecto, batalla somalí en la que se estrenó en 1993, etc…

Al abrirla te encuentras con la réplica, manual de instrucciones, manual de novedades anuales de TM, cargador de 68bb’s, varilla cargadora, varilla de limpieza y una pequeña bolsa de bolas de 0.25g (curiosamente el tipo de bolas que teóricamente menos se recomienda para una AEG Marui de serie)
Es aquí cuando ante mi sorpresa pude ver que el tan odiado cuerpo “full plastic” made in marui del que me habían hablado quizá no es tan horrible visualmente.

Por supuesto no voy a atreverme siquiera a compararlo con la robustez y consistencia, a parte de enorme atractivo visual, de un cuerpo classic army, pero si que debo decir que el nivel de acabados es muy alto, pues teniendo en cuenta que un cuerpo de plástico es equivalente a tener altas posibilidad de mil rebabas, el cuerpo del M733 ofrece un tacto completamente suave, liso y sin restos sobrantes. Posee las marcas y logotipos grabados, como siempre, de la máxima calidad, unido esta vez al hecho, de que son los mismos que llevaban los Deltas en sus carabinas.

Extraemos la réplica de la caja y vemos que la M733 es una réplica MUY mejorada en comparación de la M16A2 o la M4A1. La AEG en cuestión se aguanta por todos los lados y ninguna parte tiene juego. Todo está perfectamente ensamblado y unido fuertemente, sin vibraciones ni piezas “bailando”.
Se puede coger la réplica con una mano por el pistolete, el cual guarda en su interior el poderoso motor EG-1000, y darnos la impresión de que al tener la costumbre de haber poseído un classic army tan robusto ésta se vaya a desmembrar pero nos alegramos al ver que, pese a que dicho pistolete no está construído con unos materiales tan buenos, este se aguanta firmemente y sostiene todo el peso del fusil, que es mínimo: 2.550 gramos

La culata se extiende y retracte suavemente, posee 4 posiciones diferentes y todas ellas se aguantan en su estado sin oscilaciones. La culata, al ser de plástico se balancea mínimamente 1 o 2mm en su eje, pero esto es tan inapreciable que sólo lo notamos si forzamos el movimiento. El eje de la culata está fuertemente unido al cuerpo y es metálico, así como la parte posterior de la culata. Otras partes metálicas son la mira ajustable, las anillas porta-correa y el alza delantero, así como el botón de expulsión de cargadores.

El cañón de la réplica es metálico también y está unido al cuerpo ayudado por el tubo de recuperación de gases para darle más realidad y también para intentar minimizar el efecto del “barrel wooble” (en teoría este odioso efecto se ha minimizado con la inclusión de este sistema, pero esto es algo que sólo el tiempo dirá). Este cañón es tan corto como el del CAR-15 y apenas sobresale del guardamanos, de plástico y en el que adentro podemos alojar sin problemas cualquier batería de tipo mini 8.4v 600mAh, 1.100mAh y 1200mAh sin problemas y sin esfuerzos.

La arandela que cierra el guardamanos completo se retira apretando hacia el cuerpo y se extrae el guardamanos inferior, colocando la batería en una base interna de dicho guardamanos y conectándola con el cableado superior de forma cómoda y sin riesgos de fractura de cable. Se vuelve a cerrar el guardamanos introduciendo primero la parte más cercana al cañón por unas ranuras y, al mismo tiempo que apretamos la arandela hacia el cuerpo, empujamos el guardamanos inferior contra el superior hasta oír el “clack”.

Ahora que ya tenemos la réplica preparada introducimos las bolas en el cargador de 68 bb’s marui. Debo añadir aquí, que todos los cargadores que he probado (Marui y G&P;) entran perfectamente y no poseen juego en absoluto, algo que es muy de agradecer teniendo en cuenta lo odioso que es tener que poseer unos cargadores de una marca con cinta para evitar el juego y otros sin cinta porque ya entran bien.

Sin embargo, estoy obligado a avisar, que aquellos que gusten de apretar el botón de expulsión y hacer que el cargador caiga por su propio peso se llevarán una desilusión al menos con los cargadores G&P;, que se quedan introducidos y hay que ayudarles a salir extrayéndolos suavemente hacia afuera, mientras que los cargadores Marui caen por su propio peso deslizándose sólos hasta abandonar la réplica, sin obstrucción alguna y limpiamente.

Ya en el terreno de juego la réplica funciona demoníacamente bien. La precisión que conseguí es la de acertarle a una lata a 25 metros después de haber calibrado correctamente el hop-up, el cual creo que es de los mejores que he probado y, con perdón, muy superior al de cualquier Classic Army sin goma guarder (por muchas modificaciones que hayan tenido en este mecanismo). La réplica dispara un tiro tras otro y todos van con una extrema precisión al mismo objetivo, tanto en modo semi como en full auto. La autonomía de las baterías G&P; de 8.4v a 1.100mAh que solicité a parte es altísima: en una mañana de bolazos no llegué ni a gastar una, y el ratio de disparos por segundo es de aproximadamente unos 12, con lo cual cumple con las expectativas de cualquier réplica rival como la M15A4 de classic army.

En resumidas cuentas, considero que pese a la construcción del cuerpo en plástico ABS y por consiguiente la posibilidad (y digo posibilidad) de la existencia del temido “barrel wooble” en un futuro intederminado, la M733 es una gran réplica que puede satisfacer las necesidades de los que se inician y dar a conocer algo diferente a las personas que llevan un tiempo en esto. Yo he poseído un M15A4 metálico antes y debo admitir que la rigidez del metal es tentadora, pero la agilidad y versatibilidad de esta réplica de Marui es sorprendente, y si es el cuerpo todo el problema, la adquisición de un cuerpo metálico M733 de la marca Hurricane en la misma tienda donde lo he comprado, por poco mas de 100 euros es una realidad que puede convertir al M733 en una réplica mucho más dura y realista si cabe.

by -=Om3g4=-