Saltar al contenido
Airsoft News

Información acerca de las ferias de Airsoft

15/04/2021

Las ferias constituyen una de las herramientas más útiles y, probablemente la más interesante en la relación coste/eficacia dentro del marketing moderno.

En este documento encontrará información acerca de la utilidad de la feria de airsoft, su importancia y las ventajas que ofrece la celebración de estos eventos frente a otros instrumentos de marketing.

Las feria y salones comerciales son medios particularmente eficaces y de bajo coste para acceder a nuevos clientes. Pongamos un ejemplo contrastado: durante los pocos días que dura un feria, por término medio, un vendedor mantiene relación directa y personal con más clientes, actuales y potenciales, ¡que durante seis meses de trabajo habitual…! Sea como fuere la feria se establece como el único sistema que propicia que los clientes visiten a sus proveedores.

La decisión de participar en la feria debe corresponder a la necesidad de poner en circulación un producto o servicio basado en el perfil innovador de su empresa, su estrategia de marketing o del público objetivo al que desear dirigirse.

15 RAZONES PARA SER EXPOSITOR EN UNA FERIA DE AIRSOFT

  1. Ganar cuota de mercado y reforzar una determinada imagen de marca de la forma más económica y eficiente.
  2. Establecer una interacción directa entre comprador y vendedor, cara a cara.
  3. Obtener un alto volumen de información en un corto plazo de tiempo.
  4. Establecer contactos comerciales: encontrarse con los clientes habituales y/o captar nuevos clientes.
  5. Tomar el pulso al mercado y conocer las tendencias actuales y futuras.
  6. Comprobar el grado de satisfacción de los clientes reales o potenciales respecto a nuestros productos y los de los competidores.
  7. Obtener feedback inmediato en la introducción de nuevos productos y/o mejoras en los ya existentes.
  8. Intimar con otros profesionales del sector para comentar problemas y nuevas tendencias.
  9. Tener una idea clara acerca de la competencia: Quien es y cuál es la posición de nuestra entidad con respecto a los demás. También poder conocer a los clientes de la competencia.
  10. Participar en jornadas y actos paralelos que ayudan a evaluar la evolución y tendencias del mercado.
  11. Oportunidad inmejorable para identificar posibles proveedores, subcontratistas, representantes, importadores y distribuidores.
  12. Acelerar el proceso de decisión de compra.
  13. Generar oportunidades de exportación. Las ferias proporcionan el acceso al mercado internacional al mejor precio y constituyen una auténtica plataforma en la estrategia de internacionalización de las empresas.
  14. Investigar sobre la política de precios de nuestra entidad respecto a la competencia.
  15. Contribuir a reforzar la imagen de la empresa.

Así pues, si ha decidido ser expositor, es imprescindible que esté a la altura de este escenario cualificado y competitivo que, además, demanda excelencia. El clásico visitante colector de catálogos está a punto de extinguirse, al que sigue muy de cerca el clásico expositor que se limita a contratar un espacio y desplegar su catálogo con más o menos criterio, esperando que los visitantes compren sin más.

Planifique los detalles relacionados con su presencia. Si desea rentabilizar su presencia como expositor deberá cuidar todas las facetas estrechamente relacionadas con la visibilidad de su empresa, la presentación y promoción de sus novedades y el refuerzo de su imagen de marca. Racionalice los recursos materiales y humanos, en cantidad y calidad, por si no se ha dado cuenta todavía, ¡se la está jugando…!; y por supuesto aproveche todos instrumentos, herramientas y recursos que le ofrezca la organización del certamen.

¿Quiere rentabilizar tiempo, dinero y esfuerzo? Debe enfocar su presencia en la feria como una auténtica campaña comercial de unos cinco meses de duración, sobretodo en lo que al marketing se refiere, articulada en tres etapas, sin que ninguna de ellas sea menos importante que otra. Una fase previa con su correspondiente marketing, la presencia propiamente dicha en la feria y una fase posterior (marketing post-feria). Si descuida cualquiera de estas etapas correrá el riesgo de desaprovechar parte del potencial de la convocatoria. Si se centra sólo en la fase presencial pueden ocurrirle dos cosas; que no consiga atraer el número óptimo de visitantes con el perfil deseado, o que no rentabilice lo suficiente todo el esfuerzo realizado, al ignorar ciertos protocolos a seguir tras la feria.

Participar “a medias” – es decir, con un stand inapropiado, descuidado, con recursos insuficientes…- puede depararle consecuencias indeseables a ojos de su público objetivo. Muy contrariamente, un stand de prestigio, con un merchandising de calidad, accesible y asimilable al instante, o un nivel acorde de atención al visitante, contribuyen a ofrecer la imagen deseada, adquirir notoriedad y, posiblemente, ¡a incorporar a su empresa a un ranking del sector!

Imágenes de ferias organizadas por ODYSA PRO